21.10.06

se acabó

Definitivamente abandono este blog. Hace mucho tiempo que escribir aquí no me satisface porque no me siento cómoda para decir o escribir sobre ciertas cosas porque me lee demasiada gente que conozco. Hay cosas que quiero expresar pero no quiero que sepa nadie...¿contradictorio? Tal vez...yo siempre he sido muy contradictoria, sólo tenéis que leer mi perfil.

No creáis que es fácil la decisión de dejar esto...pero yo empecé a escribir para desahogarme, para expresar mis sentimientos, y disfrutaba haciéndolo...ya no. Ya no escribo tan a menudo como antes porque hay lectores que me cohiben. Si un día estoy triste y quiero gritarlo aquí para soltarlo, no quiero que al día siguiente mis amigos me pregunten que que me pasa...yo sólo quería escribir sobre cómo me siento, no dar pena. Si un día me enfado con una amiga y me apetece hablar sobre ello aquí, no puedo, porque alguien lo leerá y el enfado que podía haber sido una tontería se convertirá en una bronca monumental. Si quiero hablar de los problemas que tuve con mi ex, no puedo, porque él puede leerlos y no quiero remover todavía más toda la mierda que nos rodeó. Y así con todo...

Hace algún tiempo cree otro blog, allí no tengo nombre, no tengo cara y puedo decir lo que me plazca porque nadie va a sentirse ofendido y nadie va a pensar que escribo para dar pena (aclaración: odio dar pena). Por supuesto que no voy a dar la dirección de ese blog que creé a nadie, porque perdería el encanto que tiene ahora. Allí soy libre y soy feliz escribiendo.

Sé que todos me entenderéis porque mis razones son totalmente comprensibles. Aún así, quería despedirme...no penséis que he muerto, porque sigo viva y sigo leyéndoos...pero no volveré aquí.

Un besazo a todos y gracias por vuestros siempre calurosos comentarios y por vuestra grata compañía.

Adiós...

Naila
24 soñaron junto a mí
enlaces a este post

4.10.06

flores marchitas

Necesito hablar...pero no sé qué quiero decir.




Necesito desgañitarme...pero los gritos no me satisfacen.


Necesito llorar...pero ni siquiera entiendo por qué.




Necesito denunciar...pero, ¿para qué?


Necesito libertad...pero me encierro en una prisión.




Necesito pensar...pero mi mente está en blanco.


Necesito enamorarme...pero no quiero.




Necesito calma...pero todo es tensión.


Necesito una máscara...pero detesto utilizarla.




Necesito pelear...pero no encuentro los guantes.


Necesito escuchar...pero no oigo nada.




Necesito respuestas...pero no descifro las preguntas.



¿Por qué sueño contigo cada noche? ¿Por qué no termina mi pesadilla? ¿Por qué? Si para mí sólo eres un ramo de flores marchitas...

*Ambientación de la entrada...Julieta Venegas, con "Me voy"

16 soñaron junto a mí
enlaces a este post

25.9.06

De las relaciones siempre se aprende

Siempre he salido con hombres que me han adorado y a los que yo he adorado, románticos y detallistas, pero conforme ha ido pasando el tiempo y mis relaciones han ido fracasando, he aprendido a conocerme y poquito a poquito, a saber que es exactamente lo que busco en un hombre.



De la relación que tuve con Carlos aprendí que lo que buscaba era un hombre con iniciativa, inteligente, que se pusiera metas y luchara por ellas.

Gracias a la relación que tuve con Tony (con iniciativa, inteligente y con metas por las que luchar) supe que necesito un hombre activo, que le guste hacer las mismas cosas que a mí, que sea cariñoso y que no sea dependiente de otros.

Y gracias a la relación que he tenido con Jose (con iniciativa, inteligente, con metas por las que luchar, activo, con gustos comunes, cariñoso y no dependiente de otros) he sabido que quiero un hombre que me deje mi independencia, mi tiempo, mi vida, que disfrute de mi vida social y que me quiera exactamente como soy.

Supongo que con los años se va haciendo más difícil porque con el tiempo me voy haciendo más exigente...Es cierto eso que dicen de que en la vida de todo se aprende, aunque también lo es que no me puedo quejar de ninguno de los hombres con los que he estado.

Gracias a todos.

PD: Lo siento pero no va a haber tercera parte de mis deberes del verano...si la escribiera ahora no sería igual que las anteriores y sinceramente...no me siento con ganas.
9 soñaron junto a mí
enlaces a este post

16.9.06

mis deberes del verano (2ª parte)

Lo prometido es deuda, así que continúo con mi redacción. Y para ambientaros un poco en el mundo italiano, hoy os pongo una canción de Eros Ramazzotti titulada "Tu sei". ¡Dadle al play!




El tercer día del viaje, nuestro primer destino fue la plaza de España. Es punto de encuentro de muchísimos españoles y resulta muy placentero mirar a tu alrededor y ver que todos hablan tu idioma...¡gente que entiendo! Porque el italiano parece fácil, pero cuando te hablan no entiendes ni papa. La escalinata de la plaza de España, que seguro todos conocéis, es para los jóvenes italianos un lugar de reunión nocturno, y para los vendedores ambulantes, un lugar donde forrarse.

En lo alto de la escalinata se encuentran un pequeño número de artistas que dibujan caricaturas, retratos o paisajes por un "módico" precio.


La fuente de la plaza de España


La escalinata

Al lado de la plaza de España pudimos lozalizar la embajada española. ¡Qué alivio! Ya sabemos donde acudir si nos quedamos sin dinero y necesitamos asilo...

Ahora tenemos que buscar la Fontana di Trevi. Nos disponemos a mirar el mapa y a andar sin un rumbo demasiado preciso, cuando de repente, giramos una esquina, miro a mi derecha y...¡DIOS! Las lágrimas brotan sin cesar por mis mejillas ante esa maravillosa obra de arte que había deseado presenciar desde siempre. No esperaba tanta grandeza en un sitio tan pequeño, es mucho más bella de lo que yo jamás podía haberme imaginado.

La fontana di Trevi

La Fontana está rodeada de cuatro palacios y de unas cuantas heladerías (detalle importante teniendo en cuenta que los helados de allí están buenísimos y que hace mucho calor en verano). Después de hacernos tropecientas fotos, de lanzar, como manda la tradición, una moneda pidiendo un deseo, de beber agua (¡agua de la fontana!), de tomarnos un helado y de mancharme la camiseta con él (jeje), caminamos en dirección al Pantheon.

Et...voilà! (Sí, ya sé que eso es francés). El señor Pantheon ante nuestros ojos, o lo que es lo mismo, la pregunta del examen de Arte que me hizo aprobar la selectividad (entre otras).


El señor Pantheon

El señor altar

La señora cúpula

Antes de emprender mi viaje a Roma se me advirtió de que era una ciudad muy cara y debo decir que,en parte, se equivocaban. Roma tiene una ventaja (bueno, más de una), y es que los restaurantes, a sabiendas de que hay muchos turistas que, como yo, no podemos gastar grandes cantidades de dinero, ponen ofertas tiradas de precio a cambio de una comida suficiente y riquísima.

Ese día decidimos comer en un restaurante (italiano, claro :P) situado al lado del Pantheon. Pedí una pizza cuatro quesos que, al recordarla, me sucede como a los perros de Paulov o como a Homer Simpson...salivo que da gusto.

Por la tarde fuimos a pasear a la Piazza Navona. Ha sido lo único que me desiliosonó de Roma. Verdaderamente, esperaba mucho más de esta famosísima plaza, pero sí, es bonita y también digna de visitar. Sólo que claro, después de haber visto la Fontana di Trevi y el Pantheon, cualquier cosa desluce...

La Piazza Navona tiene una fuente en medio muy bonita que se llama "fuente de los cuatro vientos" presidida por uno de los obeliscos que robaron a los egipcios. En Roma hay muchos obeliscos, me llamó mucho la atención (aunque sé de uno al que le llamó más que a mí...). También hay otras dos fuentes a ambos lados de la plaza.

En ella se reúnen un gran número de artistas que viven, en especial, de las propinas de los turistas que paseamos por allí a diario. Puedes encontrar pintores a cualquier hora del día, mimos más que pecualiares, ilusionistas, bailarines, etc. Paseando por plaza Navona tienes una tarde de entretenimiento asegurado. Si te cansas, o te apetece sentarte, está rodeada de heladerías y cafeterías. Y las calles contiguas tienen muchas tiendas de cosas curiosas y de souvenirs.

La fuente de los cuatro vientos

Uno de los mimos

Pintores

Bailando un tango

Para finalizar con nuestra visita diurna decidimos tomarnos un helado en la heladería más famosa (y por consiguiente, más cara) de Roma. Se llama "Giolitti" y es el mismo sitio donde nuestro "querido" Benedicto XVI encarga sus helados para que se los lleven a casita. ¡No saben nada los Papas! Pedimos la especialidad de la casa y...¡mirad que copazas!



Nos pusimos ciegos de los mil sabores que nos ofrecieron, junto con un trocito de bizcocho y un enorme barquillo. Nota aclaratoria: no pude terminar de comérmela.

Después corrimos al hotel a ducharnos y ponernos guapos, porque por la noche aún quedaba lo mejor.

Habíamos contratado previamente una excursión que se llamaba "Roma iluminada". Un señor, que todo el tiempo intentaba hacerse el gracioso pero el pobre no lo conseguía, nos enseñó los monumentos de Roma mientras anochecía y cuando ya había anochecido. Vimos lo que ya habíamos visto de día pero con otra luz mucho más bonita y, ¿por qué no decirlo? Mucho más romántica. El Coliseo iluminado es digno de ver, al igual que la Fontana di Trevi, momento que mi sevillano aprovechó para regalarme una rosa...¡¡¡ohhhh que bonitoooo!!! Ays...¡qué felicidad más grande!

Yo con mi rosa :D

Después de un agradable paseo por la Apia Antica de Roma, paramos en un restaurante precioso a cenar. Nos pusieron una mesa separada del resto de acompañantes para que cenáramos los dos solos. El restaurante se llama Quo Vadis, situado en un lugar privilegiado de la ciudad y rodeado de arte.

Un camarero adecuadamente uniformado nos trajo entremeses, spaguetis carbonara, fusilli a la primavera, ensalada, carne con guisantes y un delicioso postre, acompañados de una luz tenue, un manto de estrellas y una orquesta maravillosa que vino a nuestra mesa a cantarnos cuatro canciones. La voz de la cantante era simplemente espectacular, junto a la simpatía del guitarrista y a la habilidad esplendorosa de la flautista y el...tío que tocaba el acordeón (¿Cómo se dice tío que toca el acordeón pero con una palabra? ¡Jajajaja!).


La orquesta Quo Vadis

Fue una noche preciosa, una noche para no olvidar...una de esas que finalizan las películas ñoñas que tanto me gustan a mí...

Os prometo una tercera y última parte...próximamente.

15 soñaron junto a mí
enlaces a este post

14.9.06

mis deberes del verano (1ª parte)

Cuando era pequeña, y a pesar de no provenir de una familia adinerada, yo estudiaba en un colegio privado. Creo que a esas edades, al volver al colegio después de las vacaciones a todos nos mandaban los mismos deberes: una redacción contando lo que habíamos hecho en verano.

Yo, que tengo una familia de clase media, presumía de pasarlas en un chalet, a 20 km de Valencia, que tenía piscina y que, por cierto, es mi casa actualmente. Mis "amigos", el resto de niños de mi clase, podían contar sus viajes a parís, a disneylandia, a américa, a italia...y no es que me muriera de envidia, porque yo tenía mi chalet con piscina, pero sí que me quedaba con la boca abierta cuando contaban que habían visto la torre eiffel, o que habían podido hacerse una foto con bugs bunny. ¡Imaginad lo que es eso para una niña!

Hoy, después de unos cuantos años, voy a vengarme de esos niños, porque este año YO, haciendo los deberes, puedo escribir en mi redacción que he estado en Roma, que vi el pantheon, el coliseo, que me hice una foto con un gladiador y que me regalaron una rosa mientras anochecía frente a la Fontana di Trevi. ¿Podéis superar eso, estúpidos niños ricos?Pues ala, allá voy.

Era la primera vez que viajaba en un avión y estaba algo (o bastante...o muy) nerviosa. Subo, busco mi asiento y me doy cuenta de que me han colocado justo al lado de una de las alas...mira, si se rompe una, seré la primera en enterarme...¡qué ilusión! Pero que va...luego no me dio tanto miedo, aunque eso sí...¡vaya con los cambios de presión! ¡Menudos mareitos! Y el señor azafato italiano era más majo...nos ofrecía helados de "vanila o chocolata" con una enorme sonrisa.

Bajamos del avión y ya en el tren, camino del hotel, hacemos un amigo italiano que nos previene sobre sus paisanos: "Los italianos son muy buitres, yo prefiero España". Llegamos a nuestro destino, dejamos las maletas y nos entra hambre. ¡Pues habrá que comer! Pero claro, a ver quien se pone a buscar donde comer a las ocho de la tarde un lunes en las afueras de Roma...pues fuimos a parar a un turco en el que hacían pizzas para llevar. Cuál fue nuestra sorpresa cuando, al entrar, vimos una peculiar decoración de una de las paredes del turco. ¿Que qué había?

Sí, señoras y señores, eso es un mural dedicado a la ciudad de Sevilla y lo demás son tonterías. ¿Puede haber situación más surrealista?Después del shock inicial, pedimos nuestras pizzas, cenamos y a la cama, que mañana empieza nuestra visita.

El primer día pasamos por la plaza de la República, por el teatro de la ópera y nuestra primera gran parada la hicimos en el Coliseo. ¿Qué puedo contaros? Es impresionante. Estos romanos eran unos exagerados para todo, no hacían una fuentecita y ya...¿pa' qué? Ellos todo a la grande, que se vea bien. Y hay que ver que bien lo hacían... En los alrededores del Coliseo hay personajes disfrazados de gladiadores que, en la guía que llevábamos a cuesta, decían estar encantados de hacerse una foto contigo. Sí, claro, encantados de robarte 2 euros por ponerte junto a ellos y que te saques una foto con tu propia cámara. ¡No son listos! Pero bueno, me hizo gracia un grupo de tres subidos en un pedestal y quise preguntar el precio.

- Escusi, cuanto costa?
- Cinque euros
- Uy, quita, que es muy caro.
- ¿Qué pasa? ¿Eres catalana?
(Aquí mi cara de flipping era importante romano:1 naila:0)
- No hijo, soy estudiante.
(romano 1, naila 1)
- Pues si eres estudiante bien que te has pagado unas vacaciones en Roma
(romano 2, naila1)

Está bien...agacho la cabeza resignada y me voy a hacer cola, que quiero ver el Coliseo.

Lo que os decía, es impresionante. Cogimos una audioguía que nos iba explicando la historia del lugar: donde se sentaban las mujeres, donde se sentaban los hombres según su clase social, donde guardaban a los animales, cómo se desarrolllaban las actividades, las vistas desde el Coliseo, el arco de Constantino, el templo de Venus, los restos de columnas y de grabados...una maravilla.


En lo alto del Coliseo, además, hay una exposición de esculturas y demás de la época, también con su debida explicación. Así que ya puedo decir que he visto la cara de Sócrates, Cínico, Platón y muchos más, que quieras que no...te hace ilusión.

Por la tarde (sí, estuvimos toda la mañana en el Coliseo, ya os digo que es enorme) fuimos al foro romano y al palatino, no sin antes comer algo sentados en una fuente romana de la que sólo quedaban los cimientos, y rodeados de chinos (qué de chinos hay en roma...). Estos romanos sí que sabían montárselo, ¡menudo foro! Vamos, eso comparado con lo que llamamos monumentales centros comerciales de ahora...ya quisiéramos nosotros.





Y por la noche, después de unas diez horas andando sin parar, al turco surrealista a cenar algo y a la camita, que estamos cansados y mañana hay que madrugar.

El segundo día habíamos concertado previamente una excursión a la isla de Capri que parecía no prometer mucho y al final nos equivocamos. Fuimos en autobús hasta uno de los puertos de Nápoles, donde cogeríamos un barco que tardaría unos 45 minutos en llegar a Capri. Nuestros acompañantes durante el viaje eran el 80% chinos y otro 10% de habla inglesa, así que poca conversación tuvimos. Pero bueno, al menos tuvimos la suerte de explorar Capri con Horatio Caine. Sí, el de CSI Miami, ¿que no me creéis? Para muestra, un botón.

¿Me creéis ahora? Clavadito el tío, y encima de Miami.

Capri nos gustó mucho a pesar de que no pudimos visitar la gruta azul porque la marea estaba alta. Es una isla, como dicen ahora, con encanto y dedicada al turismo por completo. Además, nos dieron a probar el limoncello, un licor de limón típico de allí (que por cierto, es bastante fuerte) y pudimos conocer su trabajo con la madera, único en el mundo.





Volviendo a Nápoles, entre cabezada y cabezada, vimos el Vesubio, al que no tuvimos ocasión de acercarnos, y los Apeninos (¿Recordáis a Marco buscando a su madre? ays...que tiempos aquellos) cuando ya íbamos camino de Roma.


Ha sido un día precioso, pero todavía queda mucho viaje por delante. Si queréis saber más...otro día os lo cuento.
11 soñaron junto a mí
enlaces a este post

21.8.06

buenos días, buenas tardes y buenas noches...me presento.

Algunos me conocéis y otros no, pero si lo deseáis os invito a hacerlo y a pasear por mis letras.

Soy una mujer, con sus más y sus menos, que disfruta de la escritura. No es que lo haga bien, pero disfruto escribiendo.

Antes tenía un blog en msn spaces, pero he decidido dejarlo a un lado y empezar de nuevo aquí. Ha sido un paso difícil y dejo muchas cosas atrás. Algunos posts se han venido conmigo, espero que no os importe...me cuesta desprenderme de ellos. Leyéndolos, los que me conocéis puede que descubráis cosas nuevas sobre mí, puesto que los hay muy antiguos, y los que no, empezaréis a adentraros en mi mundo.

Espero que este nuevo lugar, desconocido todavía para mí, me aporte, al menos, la mitad de las cosas que me regaló msn spaces (me refiero a las buenas, los quebraderos de cabeza mejor que se queden allí).

¿Me acompañas?

Un beso y, de nuevo, bienvenido.

23 soñaron junto a mí
enlaces a este post

soy feliz (13-7-2006)

Porque sólo te llamo cuando estás trabajando, para preguntarte a que hora vas a volver a casa.

Porque me basta con estirar la pierna o darme la vuelta mientras estoy en la cama, para recordar que estás conmigo.

Porque no me hace falta soñar con tus besos, duermo con ellos.
Porque cocino para dos.

Porque oigo tu risa y, al tiempo, veo tu sonrisa.

Porque me quieres, te quiero...nos queremos.

Creative Commons License

Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

0 soñaron junto a mí
enlaces a este post

Tú (13-5-2006)

Eres el color de mi alegría, el sol que me ilumina cada día, un duende que recorre mis sentidos, un cielo estrellado que quisiera transitar. El viento trae el eco de tu nombre como un aire dulce que se encierra en mi alma haciendo que te ame cada vez más, y más.

Gritaré al mundo que eres mío, que eres parte de mi vida. En las alas del amor volaremos y en el cielo azul nos amaremos, repasando las fronteras que van dando vuelta a la vida...eres parte de mi vida.

Excitando mi imaginación en un grito al amor, iluminas mi alma si al final del camino estás tú. Te echo de menos...igual que echa de menos el emigrante la tierra que un día tuvo que abandonar.

Te quiero, por ser un buen amante perdido entre el amor que tú sabes dar. Te sueño, como el sueño al que nunca llego. Te escribo para decírtelo en un papel, te leo como tan sólo leería un ciego, leyendo amor en los poros de tu piel. Te quiero, porque no sé vivir sin verte, porque suelo siempre quererte, porque tú eres todo para mí.

Te quiero, también, porque no sé vivir sin ti, porque suelo necesitarte a cada instante para vivir. Te miro como mira un niño, que siempre encuentra algo nuevo que descubrir. Te busco, como busca un soldado herido la causa por la que un día debe morir. Te espero como un día de vacaciones, te toco con miedo a que te puedas romper, te abrazo para que sientas dos corazones unidos por el calor de nuestra piel.

Como un volcán me precipito hacia ti, haciendo que mi lava de amor abrase todo tu ser, como si ríos con el caudal del sentimiento recorriesen tus venas, transmitiéndote la intensidad y la pasión de mi corazón.

Mis pensamientos se unen a los tuyos, caminando de la mano en el viaje al reino de tu interior, almas peregrinas, con sabor a nuestros labios, a nuestros besos, sabor dulce y embriagador de tu boca.


Como el escultor de tu alma, recorro cada centímetro de tu cuerpo, dando forma a tu ternura y despertando tu sensualidad dormida, acariciando espíritu doy forma a tu vida y compartimos cada instante de nuestro amor.

Deséame como a fruta madura, como a la miel más pura. Piensa en beber mi dulzura hasta llegar a la locura. Goza el embrujo de mi calor, siente el ardor de mi piel...que todo eso, es mi amor.

Besa mis labios quemando, que sienta que estoy amando. Quiero envolverme en tu alma hasta que venga la calma. Sólo no dejes de amarme y de en tus brazos arrullarme sin razón y sin medida, que para hacer todo eso, sólo necesitas la vida.

Creative Commons License


Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

0 soñaron junto a mí
enlaces a este post

varios (9-4-2006)

En el autobús, como tantas otras veces, vi una pareja de ancianos. Suben en la parada del hospital. Ella lleva muletas porque tiene el pie escayolado. Su marido se desvive porque ella esté bien: le ayuda a subir los aparatosos escalones, le busca sitio, le acompaña a sentarse, le coje las muletas y luego se sienta él y le da un beso casto en la mejilla. Durante el viaje van cogidos de la mano y coqueteando. ¿Tendré algo así a los setenta y tantos?

Un pajarito ha decidido que el mejor sitio para criar a sus hijos es el marco de la ventana de mi habitación. Os parecerá una tontería, pero me ha hecho ilusión. Debe haberle parecido un lugar seguro y confortable. He podido observar como poco a poco ha ido construyendo su nido, su hogar. Como se colaba entre las maderitas de mi ventana con una ramita en el pico y la colocaba de una manera extrañamente estratégica. ¡Cuántos viajes ha hecho hasta conseguir lo que quería! Ahora mismo lo estoy viendo, está delante de mí, descansando en la sala de estar de su nuevo ático, que tanto esfuerzo le ha costado.

Una amiga me contaba el otro día que se encontró con otra amiga que hacía tiempo que no veía, la llamaremos Marta, por ponerle un nombre. Resulta que Marta es homosexual y tiene pareja, o no es homosexual...qué se yo. Va a cambiarse de sexo, por lo que Marta, se va a convertir en Pepe. La pareja del futuro Pepe y la actual Marta es mujer, homosexual y apoya incondicionalmente a la actual Marta y futuro Pepe. Si es homosexual y su novia va a ser hombre, ¿qué va a hacer? ¿Cambiarse de sexo y seguir con su condición sexual pero al revés? ¿Volverse hetero? ¿Se volverá hetero el futuro Pepe y actual Marta?

Hay cosas en la sociedad de hoy en día que no entiendo. Seré retrógada y antigua, puede que sí, pero hay situaciones y actuaciones que no alcanzo a comprender. Creo que lo que llamamos libertad, se ha convertido en libertinaje. Creo que algunas de las personas que dicen ser homosexuales, lo son por aburrimiento. Creo que hay personajes que entran a un quirófano por aburrimiento, y que lo hacen repetidas veces. Creo hasta que se practica sexo por aburrimiento y hasta que se mata por aburrimiento. ¿Qué sociedad estamos creando? ¿En qué nos estamos convirtendo? ¿Cuándo pensamos hacer algo?

Hace días que sólo puedo pensar en lo cerca que está la fecha de mi cumpleaños. En siete días cumpliré veintitrés años, veintitrés. Me hago mayor y me asusta. ¿He hecho todo lo que quería haber hecho hasta cumplir los veintitrés? ¿Soy como realmente quiero ser? ¿Puedo mirar atrás y decir que hasta el momento he tenido una vida plena? ¿Por qué pasa el tiempo y puedo decir que mi vida es igual hoy que hace tres años, o cuatro? ¿Es eso bueno o malo?

Últimamente no tengo tiempo de nada, sólo de trabajar, estudiar, hacer prácticas, comentarios, ensayos...y poco más. Estoy agobiada y echo de menos vivir. El jueves me dan las vacaciones y tengo mucho trabajo por delante. Al menos, los días 20, 21 y 22 iré a relajarme a un apartamento en la playita de Denia con unas amigas. O eso espero, relajarme.
1 soñaron junto a mí
enlaces a este post

son de amores (26- 03-2006)

Corazón furtivo que entraste en mi pecho dejándome cautiva por los anhelantes deseos de mis sentimientos, dando vida, amor y pasión como la primavera da luz y color a sus flores. Como antorchas en la noche iluminaste mi camino con la claridad de tus días y la hermosura de tus ojos. La suavidad de tus labios me transmitió tu sensualidad, alborotando mi espíritu dormido.

Bailamos unidos, como los corazones bailan la danza de lo prohibido, tu pecho junto al mío, presos de ansiedad, presos de amor, presos de pasión incontrolada, danzando al ritmo de nuestros instintos. Nuestros labios unidos, respirando el mismo aire, embriagados por el mismo aliento, nuestros oídos, hechizados por nuestros mágicos suspiros, por nuestro ritmo compulsivo, notas hechas de amor y pasión.






Amor, cuanto te amo, siento que mi corazón puede ver más allá de las estrellas, puede sentir cada instante del infinito, donde tú te halles. Tu perfume entra en mi ser como mágicos aromas del mundo de tu cuerpo...te deseo...amor mío...te quiero.

Desgranando el corazón tu imagen me inunda a borbotones hirientes de amor engrandecido. ¡Qué bello es el sentir y el amar como te amo! Desmenuzando cada palabra y cada sentimiento, enredados nuestros cuerpos somos uno y uno seremos para la eternidad. Aspiremos los dos el mismo aire, bebamos los dos el mismo vino, juguemos a buscarnos y encontrarnos, vivamos, enjuguemos el llanto del dolor pasado con brisas de aires nuevos y juntemos nuestras manos para celebrar que yo soy tuya y tú eres mío. Amémonos, con arrebatados besos que sonrojen las miradas y enviden los silencios.






Quiero estar contigo ahora, mirarte y decirte lo que siento y ordenarle al tiempo que se pare, que observe nuestros cuerpos ardiendo en deseo de tenernos. Quiero vivir contigo horas eternas y eterno amor te prometo.

Tu nombre, guardado en mi pecho vestido y lleno del recuerdo. Tu nombre, toca mi alma, acaricia mis cabellos...siento en mis oídos el peso de tus dulces palabras. Tu nombre es el delirio de mi corazón, escrito miles de veces en cada latido de este rincón, en cada poema que nace de mi interior, que fluye y llega a tu mar. Tu nombre, grabado en este espacio, en este mundo que me entregas, en las suaves y dulces manos que mecen mis sentimientos, en las cosas que siento y sigo escribiendo por ti. Tu nombre es la esperanza, que aún es cautiva a los sueños de mi inocencia, a lo que sienten mis venas, a la alegría de tu nombre en mí...




Creative Commons License


Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

1 soñaron junto a mí
enlaces a este post