21.8.06

Tú (13-5-2006)

Eres el color de mi alegría, el sol que me ilumina cada día, un duende que recorre mis sentidos, un cielo estrellado que quisiera transitar. El viento trae el eco de tu nombre como un aire dulce que se encierra en mi alma haciendo que te ame cada vez más, y más.

Gritaré al mundo que eres mío, que eres parte de mi vida. En las alas del amor volaremos y en el cielo azul nos amaremos, repasando las fronteras que van dando vuelta a la vida...eres parte de mi vida.

Excitando mi imaginación en un grito al amor, iluminas mi alma si al final del camino estás tú. Te echo de menos...igual que echa de menos el emigrante la tierra que un día tuvo que abandonar.

Te quiero, por ser un buen amante perdido entre el amor que tú sabes dar. Te sueño, como el sueño al que nunca llego. Te escribo para decírtelo en un papel, te leo como tan sólo leería un ciego, leyendo amor en los poros de tu piel. Te quiero, porque no sé vivir sin verte, porque suelo siempre quererte, porque tú eres todo para mí.

Te quiero, también, porque no sé vivir sin ti, porque suelo necesitarte a cada instante para vivir. Te miro como mira un niño, que siempre encuentra algo nuevo que descubrir. Te busco, como busca un soldado herido la causa por la que un día debe morir. Te espero como un día de vacaciones, te toco con miedo a que te puedas romper, te abrazo para que sientas dos corazones unidos por el calor de nuestra piel.

Como un volcán me precipito hacia ti, haciendo que mi lava de amor abrase todo tu ser, como si ríos con el caudal del sentimiento recorriesen tus venas, transmitiéndote la intensidad y la pasión de mi corazón.

Mis pensamientos se unen a los tuyos, caminando de la mano en el viaje al reino de tu interior, almas peregrinas, con sabor a nuestros labios, a nuestros besos, sabor dulce y embriagador de tu boca.


Como el escultor de tu alma, recorro cada centímetro de tu cuerpo, dando forma a tu ternura y despertando tu sensualidad dormida, acariciando espíritu doy forma a tu vida y compartimos cada instante de nuestro amor.

Deséame como a fruta madura, como a la miel más pura. Piensa en beber mi dulzura hasta llegar a la locura. Goza el embrujo de mi calor, siente el ardor de mi piel...que todo eso, es mi amor.

Besa mis labios quemando, que sienta que estoy amando. Quiero envolverme en tu alma hasta que venga la calma. Sólo no dejes de amarme y de en tus brazos arrullarme sin razón y sin medida, que para hacer todo eso, sólo necesitas la vida.

Creative Commons License


Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

0 soñaron junto a mí

Publicar un comentario

Enlaces a este post

Crear un enlace

Volver a la oágina principal