16.9.06

mis deberes del verano (2ª parte)

Lo prometido es deuda, así que continúo con mi redacción. Y para ambientaros un poco en el mundo italiano, hoy os pongo una canción de Eros Ramazzotti titulada "Tu sei". ¡Dadle al play!




El tercer día del viaje, nuestro primer destino fue la plaza de España. Es punto de encuentro de muchísimos españoles y resulta muy placentero mirar a tu alrededor y ver que todos hablan tu idioma...¡gente que entiendo! Porque el italiano parece fácil, pero cuando te hablan no entiendes ni papa. La escalinata de la plaza de España, que seguro todos conocéis, es para los jóvenes italianos un lugar de reunión nocturno, y para los vendedores ambulantes, un lugar donde forrarse.

En lo alto de la escalinata se encuentran un pequeño número de artistas que dibujan caricaturas, retratos o paisajes por un "módico" precio.


La fuente de la plaza de España


La escalinata

Al lado de la plaza de España pudimos lozalizar la embajada española. ¡Qué alivio! Ya sabemos donde acudir si nos quedamos sin dinero y necesitamos asilo...

Ahora tenemos que buscar la Fontana di Trevi. Nos disponemos a mirar el mapa y a andar sin un rumbo demasiado preciso, cuando de repente, giramos una esquina, miro a mi derecha y...¡DIOS! Las lágrimas brotan sin cesar por mis mejillas ante esa maravillosa obra de arte que había deseado presenciar desde siempre. No esperaba tanta grandeza en un sitio tan pequeño, es mucho más bella de lo que yo jamás podía haberme imaginado.

La fontana di Trevi

La Fontana está rodeada de cuatro palacios y de unas cuantas heladerías (detalle importante teniendo en cuenta que los helados de allí están buenísimos y que hace mucho calor en verano). Después de hacernos tropecientas fotos, de lanzar, como manda la tradición, una moneda pidiendo un deseo, de beber agua (¡agua de la fontana!), de tomarnos un helado y de mancharme la camiseta con él (jeje), caminamos en dirección al Pantheon.

Et...voilà! (Sí, ya sé que eso es francés). El señor Pantheon ante nuestros ojos, o lo que es lo mismo, la pregunta del examen de Arte que me hizo aprobar la selectividad (entre otras).


El señor Pantheon

El señor altar

La señora cúpula

Antes de emprender mi viaje a Roma se me advirtió de que era una ciudad muy cara y debo decir que,en parte, se equivocaban. Roma tiene una ventaja (bueno, más de una), y es que los restaurantes, a sabiendas de que hay muchos turistas que, como yo, no podemos gastar grandes cantidades de dinero, ponen ofertas tiradas de precio a cambio de una comida suficiente y riquísima.

Ese día decidimos comer en un restaurante (italiano, claro :P) situado al lado del Pantheon. Pedí una pizza cuatro quesos que, al recordarla, me sucede como a los perros de Paulov o como a Homer Simpson...salivo que da gusto.

Por la tarde fuimos a pasear a la Piazza Navona. Ha sido lo único que me desiliosonó de Roma. Verdaderamente, esperaba mucho más de esta famosísima plaza, pero sí, es bonita y también digna de visitar. Sólo que claro, después de haber visto la Fontana di Trevi y el Pantheon, cualquier cosa desluce...

La Piazza Navona tiene una fuente en medio muy bonita que se llama "fuente de los cuatro vientos" presidida por uno de los obeliscos que robaron a los egipcios. En Roma hay muchos obeliscos, me llamó mucho la atención (aunque sé de uno al que le llamó más que a mí...). También hay otras dos fuentes a ambos lados de la plaza.

En ella se reúnen un gran número de artistas que viven, en especial, de las propinas de los turistas que paseamos por allí a diario. Puedes encontrar pintores a cualquier hora del día, mimos más que pecualiares, ilusionistas, bailarines, etc. Paseando por plaza Navona tienes una tarde de entretenimiento asegurado. Si te cansas, o te apetece sentarte, está rodeada de heladerías y cafeterías. Y las calles contiguas tienen muchas tiendas de cosas curiosas y de souvenirs.

La fuente de los cuatro vientos

Uno de los mimos

Pintores

Bailando un tango

Para finalizar con nuestra visita diurna decidimos tomarnos un helado en la heladería más famosa (y por consiguiente, más cara) de Roma. Se llama "Giolitti" y es el mismo sitio donde nuestro "querido" Benedicto XVI encarga sus helados para que se los lleven a casita. ¡No saben nada los Papas! Pedimos la especialidad de la casa y...¡mirad que copazas!



Nos pusimos ciegos de los mil sabores que nos ofrecieron, junto con un trocito de bizcocho y un enorme barquillo. Nota aclaratoria: no pude terminar de comérmela.

Después corrimos al hotel a ducharnos y ponernos guapos, porque por la noche aún quedaba lo mejor.

Habíamos contratado previamente una excursión que se llamaba "Roma iluminada". Un señor, que todo el tiempo intentaba hacerse el gracioso pero el pobre no lo conseguía, nos enseñó los monumentos de Roma mientras anochecía y cuando ya había anochecido. Vimos lo que ya habíamos visto de día pero con otra luz mucho más bonita y, ¿por qué no decirlo? Mucho más romántica. El Coliseo iluminado es digno de ver, al igual que la Fontana di Trevi, momento que mi sevillano aprovechó para regalarme una rosa...¡¡¡ohhhh que bonitoooo!!! Ays...¡qué felicidad más grande!

Yo con mi rosa :D

Después de un agradable paseo por la Apia Antica de Roma, paramos en un restaurante precioso a cenar. Nos pusieron una mesa separada del resto de acompañantes para que cenáramos los dos solos. El restaurante se llama Quo Vadis, situado en un lugar privilegiado de la ciudad y rodeado de arte.

Un camarero adecuadamente uniformado nos trajo entremeses, spaguetis carbonara, fusilli a la primavera, ensalada, carne con guisantes y un delicioso postre, acompañados de una luz tenue, un manto de estrellas y una orquesta maravillosa que vino a nuestra mesa a cantarnos cuatro canciones. La voz de la cantante era simplemente espectacular, junto a la simpatía del guitarrista y a la habilidad esplendorosa de la flautista y el...tío que tocaba el acordeón (¿Cómo se dice tío que toca el acordeón pero con una palabra? ¡Jajajaja!).


La orquesta Quo Vadis

Fue una noche preciosa, una noche para no olvidar...una de esas que finalizan las películas ñoñas que tanto me gustan a mí...

Os prometo una tercera y última parte...próximamente.

15 soñaron junto a mí

Anonymous jose soñó...

Bueno, aquí el sevillano tiene que objetar que la comida pa turistas no era tan buena, es que Naila lo veía todo con buenos ojos!!! Taba loca de contenta!!

A ver si en Paris nos dan de comer mejor, eh xiqui? jajajjaja

Mi querer ver más obeliscos, pero en Egipto. ¿Nos iremos en verano? :-)~

Algún día volveremos a Roma.

Besitos wapaaaaa

16/9/06 18:44  
Blogger Imogen soñó...

Yo quiero irrrrrrrrrrrrrrrr. Vamos, que lo tengo clarísimo desde hace un siglo. Primero Londres y luego Roma, pero ahora más claro el agua.

Te mola el invento de la musiquita eh?? jejeje

16/9/06 19:42  
Anonymous Nats soñó...

Ays, si como lo contas, parece q uno esta ahi... La Fontana Di Trevi debe ser un sueño, verdad?? Ya llegare a estar ahi...
Viste cielo?? Te dije q estabas bien definida ;)
Besoteeee!

17/9/06 02:03  
Blogger beyo soñó...

Cómo te gusta darnos envidia.

17/9/06 12:52  
Anonymous villaykorte soñó...

¿Y echaste moneditas a la fuente?
(pedazo copazos de helado)

17/9/06 14:05  
Blogger fenico soñó...

Que maravilla de crónica de la vacaciones, creo que nunca podría hacer algo tan completo y con tantas ganas, como se nota que lo has pasado en grande...

Mira que Italia no esta en mi lista de prioridades... pero me han dado ganas.

Por supuesto que te visito a diario, bueno siempre que visito blogs, acaso lo dudabas? y con relatos como este con mas razón.

Esperando la última entrega..

Besos.

18/9/06 00:16  
Anonymous Pequeño Rock&Roll soñó...

Me das envidia sana... ese enorme helado me ha hecho la boca agua...

Volví... después de algún tiempo me situé...

Un besazo niña!!

18/9/06 16:29  
Anonymous Elisa soñó...

Oleeeee esa segunda parteeee!! como me gustan estas historias, si es que casi casi estoy yo allí 8no preocuparse, quel a cenita romántica os la dejo para vosotros solos, jijijiji).
Un beso gordo. a la espera de la 3ª parte :D

19/9/06 22:16  
Anonymous NaiaRa soñó...

Qué envidia niña!...
Muy ilustrativo el viaje y las fotos....

Y esos helados?...:-)...yo quiero unooo..jajajaja...

La verdad es que es uno de mis viajes en mente...ahora le subiré unos cuantos puestos en mi lista...;-)


Mil besos wapa!...

20/9/06 13:17  
Anonymous Gatita_negra soñó...

más envidia (de la sana, sin colesterol xD)....ais....

Besitos!

20/9/06 20:24  
Anonymous NaiaRa soñó...

Pues si te pasas por mi espacio hay una cosa para tí...:-)


Mil besos...

21/9/06 03:27  
Anonymous Anónimo soñó...

EXPEDIENTE X dijo...
A la dueña de las letras, Naila,
solo un deseo que el vuelo continue, no pares en Roma,
sigue, solamente aterriza en mi
punto de encuentro para dejarme
una pista de tu existencia, vale,
bueno, en cualquier caso, solo
si te apetece, eres libre Naila.

Un saludo y un beso de tu amigo
JAVIer, el "EXPEDIENTE X".

22/9/06 19:54  
Blogger eva soñó...

que bonitas vacaciones nai :)
yo no he estado en italia nunca, no se, hay tantos sitios a los que quiero ir e italia esta tan cerca que siempre queda ahi, apartada, como en la reserva.
pero tengo muchas ganas de ir a florencia. y he oido q asis es precioso. ya llegara
un besazo

22/9/06 21:43  
Blogger Emma was an angel soñó...

que hermoso se ve todo esto.. me imagino que aun se siente para soñar. Para momentos como este son la vida, no?
bien merecido!

25/9/06 06:31  
Anonymous Jesús soñó...

Fontana dei Quattro Fiumi, lo que viene siendo la fuente de los cuatro ríos (el Nilo, el Ganges, el Danubio y el Río de la Plata).

Majestuosa esta fuente. Lástima que en mi viaje a Roma estaba siendo restaurada y no pude admirarla en todo su esplendor.

Coincido contigo en lo de la Fontana di Trevi.

14/8/07 13:08  

Publicar un comentario

Enlaces a este post

Crear un enlace

Volver a la oágina principal